ORIENTE Y OCCIDENTE

amin-maaluf                peridis

He leído simultáneamente estos dos libros: Samarcanda, de Amin Maalouf, y Esperando al rey, de José María Pérez, Peridis. Como ambos están ambientados casi en la misma época, los siglos XI y XII, he estado por las tardes en las cortes castellanas y leonesas medievales, y por la noche en la Persia de los turcos selyúcidas, con lo que mi imaginación ha tenido un desdoble cultural del que me he sentido muy agradecido.

esperando-rey

El libro de Peridis, que además de magnífico caricaturista es un gran arquitecto y un buen conocedor del arte románico, cuenta la historia de los reinos de Castilla y León en las figuras de cuatro monarcas: Alfonso VII el Emperador y sus hijos Sancho III y Fernando II de León, para dedicar la parte final a Alfonso VIII de Castilla, llamado el de las Navas por su triunfo sobre los almohades. Sin embargo, el peso central de la trama recae en algunas de las mujeres que rodearon a estos reyes, sobre todo la noble Teresa y la judía Raquel, que dan un tono femenino indudable a la novela.
El argumento no solo habla de las batallas y conflictos que tuvieron los reyes y nobles de la época entre sí y contra los ejército musulmanes en la Península. Habla también de algunas costumbres medievales e ideas asentadas firmemente, como la religión llena de supersticiones, que culminan con la construcción de templos e iglesias, bien descrito por el autor. Lo mismo sucede con los amores y deseos de los personajes, en ocasiones lujuriosos y otras asuntos de estado a los que había que ceñirse.

samarcanda
Samarcanda gira en torno a un manuscrito perdido, las Rubayyat de Omar Jayyan. El narrador afirma que se hundió con el Titanic, y cuenta su historia en dos partes: la primera habla de su gestación por el sabio persa, y para ello nos relata su vida en el centro del poderoso imperio selyúcida que por entonces dominaba casi todo Oriente. Asistimos así a un mundo sensual y al mismo tiempo cruel, donde la secta de los Asesinos nos anticipa algunos de los rasgos fundamentalistas tristemente actuales. Después, los poemas y sus anotaciones aparecen a comienzos del siglo XX, donde el narrador es testigo y partícipe de los acontecimientos que frustraron el breve periodo constitucionalista de Persia, antes de ser aplastado por la Rusia zarista con la connivencia de occidente.
Finalmente, el manuscrito, que simboliza una de las mejores filosofías epicúreas y estoicas del pensamiento oriental, se perderá para siempre en las frías aguas del océano, al viajar en las bodegas del famoso barco junto a los amantes que lo habían arriesgado todo por recuperarlo.
Mundos simultáneos en el tiempo y que representan dos formas de vida distintas, aunque más parecidas de lo que podíamos imaginar en muchos rasgos: la guerra y la traición entre los poderosos, el amor y el deseo entre la gente común. Es la Historia.

ORIENTE Y OCCIDENTE

LO MARAVILLOSO

figuera

Siempre, cuando me despierto,
sonrío y pienso:
Hoy sucederá algo grande,
maravilloso, perfecto;
hoy se cumplirá sin duda
el más lindo de mis sueños…

Y luego… no pasa nada:
Yo trajino, salgo, entro…
—Sólo un día entre los días…
El mocito a su colegio;
el padre con sus afanes…
—Deberes, barullo, juegos;
costura, un libro, la radio;
una regañina, un beso;
bromas, parloteo; nada.—

Y, al cabo, cuando me acuesto,
después de besar al hijo,
con la cabeza en el pecho
de mi adorado, suspiro,
entre soñando y durmiendo:

Acaso es verdad… Acaso
lo maravilloso es esto.

Ángela Figuera

LO MARAVILLOSO